¿Qué demonios es el Inbound Marketing? Aún pasados ya unos cuantos años de la aparición de este concepto, sigue habiendo gente que no sabe muy bien de qué hablamos. En el mundo actual el marketing y su variante digital están cada vez más ligados. Para implementar una buena campaña de marketing tradicional no se puede entender sin su correspondiente campaña en el terreno digital. Hace años hablábamos del mundo globalizado, como un cambio del paradigma, hoy por hoy el mundo conectado es el nuevo paradigma.

¿Qué es el Inbound Marketing?

Cuando hablamos de Inbound Marketing, nos referimos a una serie de técnicas de marketing, que se caracterizan por no ser intrusivas. Estas técnicas nos permiten la captación de clientes a cambio de la aportación de valor añadido. Se entremezclan acciones como el SEO, la creación de contenidos. Con la presencia en redes sociales. Todas estas acciones producen leads que deben ser analizados. Tanto desde la visión de la analítica web como de la lectura de resultados de las redes sociales.

El consumidor en el centro de todo

En la actualidad no hay duda el consumidor es el centro de todo. Todas las evoluciones y cambios que sufre el consumidor se ven reflejados en las tendencias del marketing digital. Las transformaciones tecnológicas le han dado un papel preponderante que ha de ser gestionado por las marcas y proveedores de servicios. En ocasiones no es fácil, pasamos de un modelo en el que las marcas generaban tendencias, a otro en el que pueden ser los propios consumidores los que las creen.

En el anterior modelo las tácticas agresivas para vender nuestro producto eran el pan de cada día. Hoy nos encontramos con un consumidor informado, critico y que tiene al alcance de la mano herramientas para comparar. Sin necesidad de depender de las propias marcas en ese objetivo.  La publicidad como antes la entendíamos está más que superada. En el canal digital los usuarios han desarrollado una inmunidad casi inconsciente a la publicidad que le salta. Ya no se puede salir en busca de usuarios potenciales consumidores. El asunto es facilitar que éstos nos encuentren a nosotros.

Las marcas en el nuevo paradigma

Lo cierto es que no todas las marcas han sabido leer el cambio que se estaba produciendo. No solo ellas, muchos actores de la vida pública tampoco han sido capaces de ver lo que se acercaba. A pesar de que había gente anunciando lo que venía, no todos los sectores lo han sabido leer. Así por ejemplo en el sector de creadores audiovisuales, fenómenos como Netflix les han pillado de “sorpresa”, a pesar de que desde dentro de los mismos se les estaba anunciando ya ese cambio.

Lo mismo ocurre con la publicidad y las marcas. El mensaje no puede seguir en la misma onda del siglo XX. Las marcas en general, tienen que limpiar su imagen agresiva del anterior modelo. Algunas han empezado antes y han tomado ventaja. Otras les costó asumir el nuevo contexto y tendrán más dificultades.

Lo que puede hacer el Inbound Marketing por tu marca

Con la premisa de que sea el cliente el que nos encuentre, debemos crear el clima perfecto entre usuario y marca. Un clima en el que se respire confianza. No te vamos a vender ninguna moto, al menos ninguna que no sea la que tú elijas. Para ello la transparencia de la marca, unida a la creación de contenidos de valor añadido. Y su difusión por todos los canales a los que tenemos acceso. Son las claves para llegar a nuestro público objetivo.

Vendemos un producto, pero no solo eso. Es un producto que te vamos a enseñar a usar. Un producto que es parte de un estilo de vida. Y el consumidor es parte de nuestra comunidad, una comunidad creada en torno a nuestra marca. De nosotros depende fidelizar esa comunidad y no traicionar su confianza.