FeelWana Living Emotions

Beneficios que obtiene una empresa al embarcarse en el patrocinio de eventos

La organización de eventos, en diversos ámbitos, es una práctica comprobada que acerca el mundo de la empresa al público.

Ya sea a través de eventos deportivos, musicales, culturales en un amplio espectro o simplemente solidarios, la empresa tiene una gran oportunidad de vincular su imagen a otros contextos y aproximar, así, su actividad a un público más amplio.

Patrocinar un evento, dentro de un contexto estratégico empresarial, supone hoy en día una herramienta más para proyectar la influencia y visibilidad de nuestra marca y, por ende, de nuestra empresa.

 

A continuación, vamos a enumerar algunos de los beneficios más importantes que, como empresa, obtendremos al patrocinar un evento.

Visibilidad de nuestro producto al patrocinar un evento

El primero que se nos puede venir a la cabeza, el más inmediato quizás, es que la presencia de nuestra imagen corporativa puede acercar tu producto más fácil y directamente a tu público objetivo.

Escoger el ámbito dónde mejor diversificar nuestros intereses es también una de las primeras tareas que debemos acometer, a la hora de plantearnos un programa de acción en el mundo del patrocinio. De esta manera, es conveniente realizar un pequeño análisis de mercado previo, localizando las líneas que queremos seguir de cara a conectar nuestra imagen de marca.

Publicidad inmediata

Nuestra presencia como patrocinador de un evento, nos proporcionará una publicidad sustancial sin necesidad de invertir en ella directamente. La difusión de las marcas participantes en un concierto musical o un festival de música, por ejemplo, nos revertirá una difusión mediática, reportándonos visibilidad en redes inmediatamente.

La imagen que proyectaremos estará vinculada, sin duda, a un valor intangible: compartir experiencias con nuestros clientes. Además, apareceremos asociados a otros patrocinadores que posibilitan, a su vez, que nuestra marca se acerque a todos sus respectivos públicos.

Networking

Otro de los beneficios, en este caso más indirecto, del patrocinio de eventos a nivel empresarial es, sin duda, establecer relaciones con otras empresas, bien en nuestro propio sector, bien en otros más periféricos. Este networking derivará en mayores posibilidades de generar negocio, extendiendo nuestra influencia empresarial y obteniendo futuros partners en otros ámbitos.

Los diferentes agentes que participan en un evento tipo, nos permitirán poder alumbrar nuevos proyectos y estrategias empresariales. Nos ayudará, adicionalmente, a posicionarnos en otros ámbitos que tradicionalmente no hayan sido propios de nuestra línea de negocio.

Conectando con tu cliente

Actualmente, el mundo de la imagen, de la moda y de las tendencias prima en el campo de la organización de eventos en casi cualquier ámbito.

El hecho de vincular la identidad de nuestra marca, nuestro logo, nuestras señas de identidad, a determinados eventos, como puedan ser los musicales o los deportivos, aportará inmediatamente valor añadido a nuestro producto. Valores como la deportividad, compartir vivencias, establecer nuevas relaciones personales que nos enriquezcan…Nos posicionaran ante un target de público que empatizará con nuestra identidad como empresa.

La vinculación con agentes sociales, más cercanos al público, nos concederá, además, la confianza por parte de nuestros clientes en potencia.

Valores positivos en la mochila

A través de nuestra participación aproximaremos la identidad de nuestra marca a valores positivos: la deportividad, la diversidad o la difusión del patrimonio y la creación cultural, serán esos valores en alza con los que el público identificará nuestra marca a partir de entonces.

En este sentido, transmitiremos una imagen más empática, incluso más solidaria, uniendo el perfil público de la empresa con otro tipo de organizaciones o entidades sin ánimo de lucro.

Veremos, así, cómo mejora el impacto y la presencia de nuestra marca en medios y publicidad.

Mejoraremos la percepción de la marca y su reputación. La identificación de la marca con actividades vinculadas al contexto social o solidario puede acercar la esencia de la empresa al potencial cliente o consumidor: aportando confianza a nuestro cliente.

Marcamos la diferencia con nuestra competencia. Confianza y Credibilidad.

Todos estos beneficios que hemos ido señalado convergen, de una manera natural, en que nuestra marca/empresa marque la diferencia ante nuestros competidores en el mercado.

Patrocinar un evento, de la índole que sea, puede inclinar la balanza de la confianza ante el público potencial. Mantener una línea, diversa al mismo tiempo, en nuestros patrocinios nos ayudará a ampliar nuestras oportunidades de venta y las posibilidades de negocio.

Ir delineando toda esta estrategia de patrocinio con un aire fresco, informal y lúdico, sin duda nos posicionará de una manera dinámica y positiva en un contexto de tendencias y de compromiso con la sociedad que nos distanciará con creces frente a la competencia.

Finalmente, el refuerzo de credibilidad y confianza ante el potencial cliente nos irá ubicando en unas mejores posiciones de ventas, una más amplia proyección empresarial y un valor de fortaleza frente a otras marcas.

Con toda esta información, únicamente os animamos a que evaluéis nuevas estrategias de comunicación y marketing, teniendo en la mira el patrocinio de eventos como una opción con muchos beneficios que ofrecer.