FeelWana Living Emotions

Grandes patrocinios de la historia

El Patrocinio como concepto vivo dentro de las empresas, grandes y no tan grandes, trata de impulsar y dar realidad a actividades que de otra manera carecerían de empuje para echar a andar. Con la iniciativa que supone el patrocinio de determinada actividad, contribuyendo a que se desarrolle con éxito y que se amplíe los grupos de interés en los que incide, en cada caso.

En el caso del Patrocinio, al contrario que el del mecenazgo o el de la imagen de marca, el retorno económico es un valor esencial de toda la actividad.

De esta manera, además de asociar una determinada imagen de marca, en relación con el evento patrocinado, es cuantificable el retorno de la inversión que éste supone

En esta ocasión, queremos ofreceros algunos de los casos de patrocinio, a través de la historia, con mayor éxito global.

Ignacio Ochoa, Consejero Delegado en Branward® Autor del libro “Planeta Marca”

Patrocinios: Nike

Empezamos en el contexto de los eventos deportivos, con uno de los ejemplos más míticos… en cuanto a impacto publicitario y al retorno económico brutal que supuso para la marca.

Estamos en los años finales de la década de los 90… un mundial de fútbol en ciernes y una gran marca que decide apostar firmemente por el patrocinio como elemento global para exportar su imagen de marca.

Nike, que había creado su primera zapatilla de futbol ya en 1971, no decide poner toda la carne en el asador en estos lares hasta fines de los 90. Así, en 1997 decide vincular su marca al patrocinio de ese deporte; apuesta por patrocinar a la selección más vistosa del llamado deporte rey: la de Brasil, con sus futbolistas estrella del momento: Romario, Ronaldo, Rivaldo…

Con un anuncio rodado en un aeropuerto, donde el humor y la vistosidad impregnan el spot, Nike deja sus patrocinios residuales para enfocar su actividad en este campo, a lo grande, revalorizando el componente espectacular de este deporte.

Este anuncio irá acompañado, además, de una campaña brutal de publicidad en los edificios más relevantes de la ciudad de París, capital del país donde se celebraría el Mundial en 1998

El anuncio, del que os dejamos el link aquí, merece la pena visualizarlo con la perspectiva del tiempo que pasado desde entonces. La imagen de Nike se consagra como partner indiscutible del mundo del futbol, al máximo nivel: https://www.youtube.com/watch?v=U72f6Tu7q4A

Si tenemos que señalar otro de sus hitos es en cuanto a su retorno económico: indiscutible. Tanto es así que, en los últimos tiempos, se ha querido recuperar y traer hasta nuestro contexto contemporáneo su éxito con la grabación de otro spot que le rinde homenaje.

Así, nos queda como ejemplo histórico de éxito en el patrocinio. Actualmente, con esta nueva campaña, se quiere volver generar ese impacto y establecer de nuevo ese flujo de retorno de inversión que para Nike no ha cesado desde entonces.

Repsol y Movistar : Patrocinio y Motociclismo

En el ámbito del motor, en los eventos de motociclismo, hay que destacar dos ejemplos de patrocinio como míticos: Las marcas Repsol y Movistar.

Si bien es cierto que, actualmente, Repsol se erige como reina de los patrocinios en este sector, no podemos olvidar que Movistar fue la impulsora, también a fines de los años 90, de uno de los grandes eventos para descubrir y apoyar profesionalmente a jóvenes promesas del motor.

En este año de 2019, Repsol cumple su 50 aniversario en el mundo del patrocinio deportivo.

Junto con la marca Honda, Repsol conformó el primer equipo patrocinado en el año 1995, con el australiano Mick Doohan y el español Álex Crivillé. Así, el binomio de marcas ha conseguido mantener a lo largo del tiempo el concepto de dream team dentro del ámbito del patrocinio de eventos de motociclismo.

MoviStar y la Junior Cup

En el caso de Movistar, podemos destacar su ejemplo pionero de patrocinio, con el primer objetivo de descubrir jóvenes promesas del motociclismo y promover que se sus carreras lograrán ser profesionales, creando la Movistar Junior Cap.

Este evento, en colaboración con Dorna, Honda y la Federación Española de Motociclismo tenía como leit motiv, como ya hemos dicho, de que los jóvenes pilotos pudieran introducirse en el motociclismo profesional, con un proyecto que promovió que Dani Pedrosa fuera Campeón del Mundo, por ejemplo.

Aún así, este evento dejó de celebrarse hace algunos años, sin por ello dejar de ser uno de los más exitosos patrocinios del mundo del motor.

CocaCola

En nuestro elenco de éxitos patrocinadores no puede tampoco faltar una marca como Coca Cola, asociada en el imaginario colectivo global al evento deportivo más importante del mundo, los Juegos Olímpicos.

Tanto es así, que en estas últimas semanas del año 2019, ha revalidado su patricionio al máximo nivel, vinculando su imagen a la del grupo chino China Mengniu Dairy (Artículo completo) como patrocinadores, por un periodo de tiempo entre 2021 y 2032.

En este caso, el retorno de dicha inversión es éxito seguro, como viene siendo habitual con la marca de refrescos más famosa del mundo.

Además, también cabe reseñar su vinculación con otro tipo de patrocinios, como los culturales y los sociales.

En España, en concreto, mantiene un programa de patrocinios bastante extenso; podéis echar un vistazo a este otro artículo donde se  analiza su relación entre inversión y retorno.

MasterCard

Nos sólo del patrocinio deportivo viven las empresas. Así que os queremos poner el ejemplo de una entidad financiera como Mastercard, quien apuesta por la diversificación en cuanto al alcance de sus patrocinios.

Desde eventos deportivos, como los anteriores, patrocinando el futbol femenino, patrocinando a equipos como el Arsenal F.C. o el Olympique de Lyon; hasta el ámbito de la cultura, con los casos del Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, los premios Grammy o el New York City Ballet

Podemos ver por tanto como, además de retorno económico, esta entidad se vincula también a otros valores como la igualdad o la promoción y desarrollo de la cultura, en diferentes frentes internacionales.

Con todo ello, Mastercard ha logrado un nivel de éxito homogéneo en casi todos los contextos en los que participa, entrando a formar parte, a su vez, de otro tipo de organizaciones sociales y culturales que además le aportan rédito comprometido con la sociedad actual en la que nos movemos.